El M.Zuiko 14-150 me ha sorprendido por su nobleza y calidad en cualquier situación.

¿Conoces el objetivo?

Un todo terreno ligero y compacto resistente al polvo, las salpicaduras y la congelación.  Un objetivo zoom todo en uno.

¿Qué dicen los Visionarios sobre él?

Nada mejor que pasar unos días sólo con un objetivo para detectar sus virtudes y defectos. En este caso además la idea era ir ligero de equipaje y a la vez cubrir todas las situaciones fotográficas que se presentaran durante el viaje, o al menos intentarlo. Por eso el M.ZUIKO 14-150 era ideal y sentía curiosidad en comprobar su comportamiento en la vida real ya que es el que utilizan muchos usuarios trotamundos. Lo acompañé de  la muy exigente Olympus Pen F , un buen filtro polarizador y el flash de cortesía que viene con la cámara, además de unas cuantas baterías de recambio. En total unos excelentes 900 gr. de peso que se dejan llevar a cualquier parte en una pequeña bolsita, una cifra ridícula si pensamos que cubrimos las focales equivalentes de 28 a 300mm. El M.Zuiko 14-150 me ha sorprendido por su nobleza y calidad en cualquier situación, con un objetivo así se demuestra que el límite ya no es el equipo y éste pasa a convertirse en un aliado de nuestra creatividad. No limits! – Martín Gallego