The Blog


«Lo que no se ve», de Jesús Montañana

Hace apenas unos meses, Jesús Montañana fue galardonado con la prestigiosa Beca DKV que se otorga dentro del XVIII Seminario de Fotografía y Periodismo de la Fundación Santa María de Albarracín.

Gracias a ello, su proyecto «Lo que no se ve» ha tenido la oportunidad de recorrer el país y de visibilizar las ausencias que dejan los crímenes de violencia machista.

¿Cómo empezó tu carrera cómo fotógrafo documental?
Siempre me gustó la fotografía, ya de pequeño había algunas imágenes que me despertaban mucho interés y curiosidad. Esas fotografías que me transportaban a otro tiempo y lugar, eran precisamente las que más atracción ejercían sobre mí. Quería aprender sobre fotografía y decidí ponerme a estudiar para ello. Como estudiante de comunicación audiovisual en la universidad, ya en el último curso, surgió la oportunidad de trabajar para un periódico local de la ciudad donde he nacido. Ahí es realmente donde me profesionalicé como fotógrafo.

¿Cómo nació el proyecto “lo que no se ve”?
Cuando estudié la carrera de comunicación audiovisual tenía una asignatura llamada “teoría de género y política del discurso”, fue una asignatura muy útil e interesante. Ahí reflexioné sobre la tragedia de la violencia machista y sobre las imágenes que se mostraban de este problema en los medios. Tiempo después, después de haber sido padre de una niña, vi en los medios de comunicación la información de un padre que había matado a su bebé de dos años. Me impactó muchísimo y pensé que fotografiando todos los lugares vacíos donde se cometían asesinatos machistas durante un año, podía contar de una manera más efectiva y responsable esta tragedia.

¿Cuál es el objetivo principal de este proyecto?
El objetivo principal es ayudar a generar una conciencia social. Denunciar una lacra contra la que hay que alzar la voz y hacerlo de una manera más responsable, sobre todo sin mostrar el dolor de las víctimas.

¿Qué efecto crees que generan este tipo de proyectos en la sociedad?
Personalmente pienso que este proyecto genera bastante impacto. El contraste de los espacios aparentemente anodinos, con lo que realmente ha ocurrido ahí, genera cierto cortocircuito que puede hacer que alguien reflexione sobre un problema que es real.

¿Qué equipo has utilizado en tus fotos? 
El equipo que he utilizado para este proyecto ha sido la cámara Olympus OM-D E-M1 Mark II con una lente fija Olympus M.Zuiko 17mm f1.8. Lo que necesito de un equipo es que me ofrezca una calidad de imagen profesional, así como un peso reducido y una construcción sólida que me permita llevar la cámara conmigo en todas las situaciones.

¿Dónde podemos ver tu proyecto expuesto en los próximos meses?
El proyecto se va a poder ver expuesto próximamente en el Museo Arts Santa Mónica (Barcelona), Centro Cívico Casa Pati LLimona (Barcelona), Centro Cívico Casa Elizalde (Barcelona), Museu de la Garrotxa (Olot), Torre de Doña Blanca (Albarracín), Hospital de Denia (Alicante), Escuela EFTI (Madrid), Escuela Grisart (Barcelona) y Torre DKV (Zaragoza).

¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?
Actualmente trabajo en un proyecto que habla de identidad y territorio, a través de una frontera.

Un consejo para todos esos fotógrafos que están empezando con la fotografía documental.
Mi consejo es no perder nunca el interés y la curiosidad por las cosas, ser determinado con lo que te propongas y creer siempre en tus proyectos.