The Blog


La «hora azul» en la época estival

El verano es una época que incita a estar al aire libre, a disfrutar del buen tiempo y, como no, a llevar tu cámara siempre encima para lograr captar esos buenos momentos.

Fotográficamente hablando, una de las oportunidades más interesantes para conseguir buenas instantáneas es la “hora azul” o la también llamada “hora mágica”, el sol no está presente pero su luz se refleja en la bóveda celeste dando lugar a unos colores que no podrás disfrutar en ningún otro momento del día, también cambia la calidad de la luz, siendo esta más difusa desapareciendo casi por completo las sombras.

En esta estación lo normal es que los cielos estén libres de nubes, esto no tiene por qué ser un problema si logramos una composición armoniosa tanto de motivos como de colores.

FOTO_1

Ten en cuenta que dispondrás de dos oportunidades al día (al amanecer y al atardecer). Si te gusta madrugar en estas fechas tendrás que hacerlo de verdad, ya que el sol sale muy temprano. Como recompensa podrás disfrutar de escenarios limpios y sin gente. También deberás conocer la zona, ya que cuando llegues al lugar no habrá apenas luz. Por otro lado, el atardecer es mucho más accesible para todos, debes tener esto en cuenta ya que las zonas turísticas son muy concurridas durante estos meses.

FOTO_2

Las cámaras Olympus están perfectamente preparadas para inmortalizar esos instantes mágicos, mientras todavía hay algo de luz, gracias a su potente estabilizador de imagen y con la ayuda de un trípode y sus modos LiveTime & LiveComp, cuando comienza a reinar la oscuridad. No te dejes engañar por tu ojo, la cámara es capaz de captar luces y colores increíbles aun cuando nosotros no seamos capaces de apreciarlos. Las largas exposiciones son tus aliadas para jugar con esos tonos que cambian en cuestión de segundos.

FOTO_3

Una buena idea, si estás en la ciudad, es aprovechar las luces cálidas propias de la iluminación de las calles y edificios para contrarrestar los azules que envuelven la escena. Utiliza el balance de blancos sin miedo para lograr unos tonos que se ajusten a tu visión personal del momento, las dominantes de color son tus aliadas en estos casos. Disparar en RAW es muy importante, de esta manera podrás variar estos parámetros en el posterior procesado.

FOTO_4

La playa también es un buen lugar para practicar, tendrás menos elementos con los que jugar así que cualquier motivo es bueno, un bañista, una roca…es interesante trazar un recorrido visual para guiar al ojo hasta esos impresionantes colores que estás contemplando.

FOTO_5

Ya sabes, lo importante es llevar siempre la cámara encima y disfrutar de tu afición en cualquier momento, ya sea de día o de noche, aunque en este caso hemos hablado de los momentos que no son ni lo uno, ni lo otro ;-)