The Blog


La fotografía escenica, de Nando Marcos

La fotografía Escénica. Generalidades.

Durante mucho tiempo la fotografía de artes escénicas no ha sido considerada una especialidad como lo es, por ejemplo, la moda, el reportaje periodístico, la fotografía deportiva, social etc. Afortunadamente en algunos lugares eso esta cambiando y se considera a los fotógrafos de danza, teatro, música o espectáculos como profesionales con preparación propia y especialistas en su terreno.

El fotógrafo escénico forma parte, o debería formar parte, de la producción del espectáculo y no sólo realizar algunas fotos cuando la obra está finalizada y a punto del estreno, sino de todo el proceso creativo de la obra. Éste sería gran parte del secreto de una buena obra fotográfica.

01

La misma escena en ensayo y actuación de “Galanteos en Venecia”, en el teatro de la Zarzuela.

Como norma habitual el trabajo del fotógrafo requiere de varias o, al menos, dos etapas importantes; una de ellas -con bastante antelación al estreno- con el objetivo de realizar fotografías para los cartéles, programas de mano y promoción en redes y prensa y la otra justo en el estreno o ensayo general con la iluminación, vestuario y maquillaje terminado como obra final.

En no pocas ocasiones no existe la posibilidad de fotografiar en ensayo y debemos realizar el trabajo en escena y con público, lugar en donde las cámaras Olympus son imbatibles.

Respeto y discrección son mis dos principales requisitos a la hora de fotografiar. Los bailarines, actores o músicos necesitan tranquilidad y concentración para poder realizar su trabajo pero desgraciadamente no es extraño encontrarse con “compañeros” de profesión que disparan interminables ráfagas con motor, se colocan en medio o utilizan flash sin ningún respeto por los demás y, por supuesto, menos aún hacia la representación ni hacia los artistas. Hoy día esto es aún más grave pues las nuevas cámaras sin espejo y con obturación electrónica nos permiten disparar sin hacer ruido, con máxima discreción y respeto.

Spanish National Orchestra.

Spanish National Orchestra.

Olympus E-M5MarkII   Zuiko M.75mm F1.8   1/60 seg   f/1,8   ISO 1600

En la fotografía superior podemos observar al maestro Arvo Pärt, uno de los compositores vivos más importantes del mundo, escuchando un ensayo de una de sus obras interpretadas por la Orquesta Nacional de España en el Auditorio Nacional de música. En la obra de Arvo Part hay una importancia extrema al silencio dentro de sus composiciones. Yo estoy acreditado, he sido presentado al maestro y tengo permiso para realizar fotografías pero ¿osaría alguien a utilizar el motor y/o el flash en semejante espacio “sacro” de silencio?. El disparo silencioso ayuda a evitar cometer semejante sacrilegio.

Tin Fain, violoncelist. Orquesta Nacional de España.

Tin Fain, violoncelist.
Orquesta Nacional de España.

Olympus E-M5MarkII    Zuiko M.40-150mm F2.8 a 150,0 mm    1/200 seg    f/2,8    ISO 1000

El prestigioso violinista Tim Fain interpretando obras de Philip Glass en el Auditorio del Museo Nacional Reina Sofía. No hay ensayo previo, las fotos han de hacerse en la actución, sentado entre el público disparo sin problema, no muchas fotos pero las suficientes.

LA OSCURIDAD.  En muchas, muchísimas ocasiones la oscuridad es una característica del espectáculo;  en otras, aunque haya mucha iluminación, la luz artificial es muy débil comparada con la luz natural. En estos terrenos es en donde objetivos como el Zuiko 75mm y su extrema apertura de f/1,8 es imbatible. Su calidad, incluso a abertura máxima, es excepcional.

“Static time”, of Nacho Duato. Premiere at Staatsballet of Berlín.

“Static time”, of Nacho Duato.
Premiere at Staatsballet of Berlín.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Castrati, de Nacho Duato. Staatsballett Berlín.  Olympus E-M5MarkII  Zuiko  M.75mm F1.8  1/60 seg   f/1,8  ISO 2000

ENFOQUE Y RAPIDEZ DE DISPARO es algo que, obviamente, es imprescindible en fotografía escénica en general y en danza en particular. Después de haber deambulado por diferentes marcas fotográficas durante muchos años -muchas de ellas muy rápidas en cuanto al autofoco se refiere- sin duda Olympus marca una diferencia pues es, además, preciso, muy preciso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Petit Mort de Jiri Kylian. Staatsballett Berlín.  Olympus E-M5MarkII  Zuiko M.40-150mm F2.8  a 125,0 mm   1/160 seg    f/2,8  ISO 2000 

Otra caraterística importante de un equipo fotográfico es su rapidez en disparo, con mínimo retardo de tiempo desde que se aprieta el disparador hasta que se hace la foto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Herrumbre, de Duato. Staatsballett Berlín.  Olympus E-M1  Zuiko M.40-150mm F2.8  a 95,0 mm   1/200 seg    f/2,8  ISO 2500 

La estabilización. En muchas ocasiones utilizamos velocidades de obturación lentas para conseguir determinados efectos. Los cinco pasos de estabilización de los actuales equipos son más que suficientes para dejar el trípode en casa y trabajar con libertad. 

“Alento”, choreography of Antonio Najarro. Spanish National Ballet.

“Alento”, choreography of Antonio Najarro.
Spanish National Ballet.

Alento, de Antonio Najarro. BNE.  Olympus E-M5MARKII  Zuiko M.40-150mm F2.8  a 150,0 mm  1/8 seg   f/4,5  ISO 1600

Backstage of “Sleeping Beauty”, of Nacho Duato. Staatsballett of Berlín.

Backstage of “Sleeping Beauty”, of Nacho Duato.
Staatsballett of Berlín.

Staatsballett Berlín.  Olympus E-M1  Zuiko  M.75mm F1.8  1/30 seg   f/1,8  ISO 800

Los objetivos que normalmente utilizo en artes escénicas y, como habrán podido comprobar en todas las fotografías anteriores, suelen ser casi en su totalidad tele-objetivos. Es evidente que no puedes estar cerca de los actuantes y el rango de focales que va desde el 80mm hasta el 300mm en mi caso es elque más utilizo.

En muchos espectáculos no existe la posibilidad de moverte por el espacio escénico y esto hace que en ocasiones tengas  hacer  uso de objetivos angulares como en el caso de la fotografía del Auditorio Nacional que ven abajo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Auditorio Nacional. OCNE.  Olympus E-M5MARKII  Zuiko M.12-40mm F2.8  a 12,0 mm   1/200 seg;   f/2,8   ISO 2000

El escaso espacio disponible entre las cajas (backstage) obliga a utilizar angulares extremos, la escasa iluminación necesita grandes aberturas como en la foto del “tutu”, realizada con el Zuiko M.12mm a f2.0

Backstage of “Sleeping Beauty”, of Nacho Duato. Staatsballett of Berlín.

Backstage of “Sleeping Beauty”, of Nacho Duato.
Staatsballett of Berlín.

En otras ocasiones sí te puedes mover en algún momento y alejarte lo suficiente como para utilizar el zoom en la posición más angular como en la foto de abajo, captada en el Teatro Real de Madrid durante las correcciones de un ensayo general

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS E-M5MarkII. Zuiko M.40-150mm a 45mm  1/125 seg;   f/2,8;   ISO 3200   

El Zuiko M.300mm f4, este objetivo equivalente a un 600mm f4 en 35mm debería ser un “rara avis” en fotografía escénica. Todos sabemos que longitud focal y luminosidad no suelen ser compatibles pero el caso de esta “bestia” -no por tamaño y peso sino por calidad- es una absoluta excepción porque gracias a su increíble estabilización es perfectamente operativo en este tipo de fotografía, donde la luz suele ser escasa.

El en ejemplo inferior pueden capacidad de “acercamiento” del pequeño nuevo integrante de la familia Zuiko.

13

Comparativa entre el 300mm y la escena en plano general, aprox. 28mm.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Zarzuela “Juan José”. OLYMPUS E-M1. Zuiko M.300  1/125 seg;   f/4;   ISO 1600.   A PULSO

Eso es todo amigos.

©Fernando Marcos.