The Blog


La localización favorita de Martín Gallego

Olympus EM5 + MZuiko 12-40 Pro

Uno de mis lugares favoritos para fotografiar en la ciudad son los alrededores del mercado del Born de Barcelona. Cuando tengo que probar material nuevo y tomar imágenes de muestra, o bien por el simple gusto de hacer fotografía de calle, la zona antigua de la ciudad siempre se muestra amable y me permite  volver a casa con un buen puñado de instantáneas en la tarjeta.

Olympus EM1 MKII + MZuiko 45mm F1.2

Siempre me llama la atención la cantidad de gente que hay en las calles, ya sean turistas o vecinos en sus quehaceres diarios. Me gusta fotografiar personas y si tengo ocasión no dudo en pedir permiso para hacerlo, como esta chica que tuve la suerte de encontrar caracterizada para un rodaje:

Olympus EM1 + MZuiko 12-40 Pro

El Born es una zona llena de historia, con edificios que por si solos ya merecen una visita como la basílica de Santa María del Mar.  A ciertas horas está permitida la entrada gratuita con una zona acotada al público destinada al culto. Su interior es un buen banco de pruebas para testear los isos altos de la cámara!

Olympus Pen F + MZuiko 12-100 a pulso

Olympus EM1 MKII + MZuiko 45mm F1.2

Al salir otra vez a la calle no es extraño encontrarnos con músicos que dan una nota de sonido y color:

Los establecimientos que acogen a los visitantes procuran integrarse bien en el entorno del barrio. Terrazas, restaurantes, pastelerías y hasta chocolaterías son un regalo para la vista y el olfato:

Olympus EM5 MKII + MZuiko 40-150 Pro

Olympus EM1 + Zuiko 150mm F2

Y la gente siempre es la excusa perfecta para dejar pasar el tiempo mirando a través del visor:

Olympus Pen F + MZuiko 40-150 F4-5.6

Olympus EM10 MKII + MZuiko 40-150 F4-5.6

Olympus Pen F + MZuiko 40-150 Pro

Normalmente salgo a pasear por la ciudad con la cámara y el MZuiko 17mm F1.8 ya que es un objetivo que sirve un poco para todo al ser el equivalente a un 34mm de cámara de carrete. Como es una lente ligeramente angular permite puntos de vista diferentes y su buena luminosidad de F1.8 permite seguir utilizándolo al caer la noche:

Olympus EM5 MKII + MZuiko 17mm F1.8, escena nocturna.

Pero también me gusta llevar un objetivo de focal más larga para motivos a los que no me puedo acercar, en ocasiones utilizando el zoom para encuadrar la escena que más me interesa y no tener que recortar en la edición:

Olympus EM1 MKII + MZuiko 40-150 Pro, escena nocturna.

Normalmente en la ciudad tan sólo llevo una discreta bolsa de hombro con la cámara, un par de objetivos y una segunda batería de recambio. Las Olympus pasan desapercibidas por su pequeño tamaño y su discreto sonido, y por el mismo motivo las prefiero de color negro. Para mí es un equipo ideal y si además el paseo me lleva a una zona como el Born, la satisfacción fotográfica está asegurada y siempre habrá un sitio agradable para descansar. ¿Te apuntas?