The Blog


Live Composite, la manera más fácil de hacer fotos creativas de noche, de Maria Rosa Vila

Maria Rosa Vila

Las últimas cámaras Olympus ofrecen unas posibilidades impresionantes para componer fotografías nocturnas e imágenes de larga exposición mientras visualizamos en tiempo real cómo se genera la imagen final. Mediante la función Live Composite, disponible en los modelos OMD E-M1, OMD E-M5 Mark II, OMD E-M10, PEN E-PL7, SH-2 y TG-4, la cámara va capturando fotografías durante un espacio de tiempo determinado para luego fusionarlas y conseguir resultados espectaculares.

traces bardenas3

Hasta hace poco, la creación de una circumpolar, por ejemplo, requería seguir una serie de pasos bastante laboriosos:

– Desactivar la reducción de ruido de la cámara para evitar vacíos entre las trazas de estrellas.

– Tomar una serie de fotos de larga exposición del cielo nocturno con un intervalómetro (aprox. 15 fotografías de 4 minutos cada una para conseguir una traza de estrellas de 60 minutos).

– Subir las 15 imágenes al ordenador.

– Procesar una de las fotos en Lightroom y aplicar el mismo procesado al resto de las imágenes.

– Abrir todas las fotos en un software como Startails o Photoshop.

– Apilar todas las imágenes para crear el efecto de traza de estrellas.

– Importar la imagen resultante a Lightroom o Camera Raw para realizarle los ajustes finales.

Sin embargo, ahora, con la función Live Composite de Olympus, el proceso es mucho más simple. Este modo apila automáticamente una secuencia de fotografías tomadas de forma consecutiva en las que la cámara sólo añade los aumentos de luz que se producen durante la exposición (viene a ser algo parecido al modo de fusión de capas ‘aclarar’ en Photoshop). La principal gracia del sistema es que el usuario va viendo en la pantalla LCD cómo se va formando la imagen en tiempo real, por lo que siempre tiene un control absoluto sobre el resultado. Para ello, basta con indicarle a la cámara que tome, por ejemplo, una exposición cada 4 segundos. Después de la primera exposición, las tomas siguientes sólo registrarán la luz en las zonas que aumenten de brillo. Esto evita que las zonas cuya luz no cambia, por ejemplo los edificios, salgan sobreexpuestas. En el caso de una circumpolar, por ejemplo, a medida que las estrellas se mueven en el cielo nocturno, la posición de los puntos de luz va variando mientras la cámara los registra y ‘fabrica’ las trazas de estrellas.

Maria Rosa Vila

Construir una imagen compuesta en la cámara no es difícil. Estos son los pasos básicos:

  • Antes de seleccionar el modo Live Composite de nuestra cámara Olympus, planificaremos y compondremos bien nuestra fotografía. De noche, componer una buena foto es más difícil porque no podemos ver bien a través del visor. Yo suelo hacer antes varias fotos de prueba para asegurarme de que tengo bien nivelado el horizonte y el centro de interés de la imagen está bien colocado.
  • Elegiremos un ISO y un diafragma para nuestra fotografía nocturna.
  • Seleccionaremos el modo Manual (M) para acceder al ajuste Live Composite.
  • Escogeremos la velocidad de obturación más allá de 60″, Live Bulb y Live Time. LiveComp aparecerá en la parte inferior izquierda de la pantalla LCD mientras ésta se oscurece y aparece el mensaje ‘Pulsar el botón disparador una vez para preparar el modo de composición’.
  • Antes de pulsarlo, seleccionaremos Menú. Aparecerà el menú Ajustes de Composición. Esto nos permitirá ajustar la exposición de base, es decir, escoger cuánto tiempo va a estar expuesta cada imagen compuesta. Por ejemplo, en la primera foto podemos seleccionar una exposición de 4 segundos, pero para la segunda imagen y siguientes podemos aumentarla o disminuirla.
  • Presionaremos el obturador para realizar el primer disparo y efectuaremos la primera exposición, que durará la cantidad de tiempo que hayamos seleccionado en el menú Ajustes de Composición.
  • Después, pulsaremos el disparador por segunda vez y… voilà! ¡Empieza la magia! Frente a nuestros ojos la imagen irá surgiendo en la pantalla LCD mientras se actualiza cada pocos segundos en función de los segundos que dure cada exposición.
  • En el caso de las circumpolares, podemos capturar trazas de estrellas a partir de 30 segundos de duración. Como Live Composite nos permite ver cómo se forman en directo en la pantalla LCD, podemos detener la exposición cuando creamos que ya son suficientemente largas.

Live Composite no sólo sirve para fotografiar estrellas o hacer circumpolares, sino que también nos permite pintar con luz un edificio, un árbol o hacer un dibujo en el aire, o fotografiar fuegos artificiales, ya que en lugar de atraparlos al azar (lo habitual en otras cámaras), podremos capturar varias ráfagas de luz de colores y detener la exposición cuando nos guste lo que veamos en la pantalla LCD. Eso sí, tengamos en cuenta que el ajuste Live Composite no es eterno: su límite máximo de exposición es de 3 horas!

© Maria Rosa Vila