The Blog


Cómo sacar partido a la luz de verano

¡Es verano!

Foto 1
Para la mayoría de la gente el verano es sinónimo de vacaciones. El buen tiempo y unos cuantos días libres por delante invitan a viajar a lugares soñados durante el año. Playas solitarias de arena blanca, paisajes de montaña que cortan el aliento, ciudades por las que nos gustaría perdernos,…Siempre hay un destino que nos ilusiona y nos hace más llevadero el duro invierno. Pensar en las vacaciones y hacer fotos van unidos para la mayoría de la gente, por eso os dejo unos cuantos consejos básicos para tomar mejores fotografías estos días de verano.

Foto 2

El equipo ideal para cualquier persona sería una cámara pequeña y un solo objetivo para todo uso o una compacta de calidad, más un par de baterías de recambio y una tarjeta de memoria de buena capacidad por si también grabamos algún video. Para eso las Olympus son ideales, pequeñas, ligeras y de calidad. Si somos aficionados avanzados, un par de objetivos que incluyan un angular para paisajes o interiores y un tele para retratos y detalles no ocuparán mucho espacio en una bolsita que podremos llevar siempre encima en nuestro viaje. Pero si elegir el material es importante, saber qué hacer en cada situación según la luz también lo es.

Foto 3

No es buena idea intentar hacer un encuadre que incluya grandes zonas de sombra combinadas con áreas iluminadas ya que la cámara intentará hacer un promedio de ambas zonas y el resultado no suele ser bueno. Es mejor variar el punto de vista y elegir o sólo sombra o solo sol. Para los retratos, mejor la sombra.

Foto 4

Al aire libre y sin nubes, si podemos hemos de buscar un punto de vista para fotografiar de manera que el sol esté a nuestra espalda e ilumine aquello que vemos.

Los contraluces, es decir, el sol frente a la cámara, son muy bonitos pero difíciles. Si tenemos tiempo (en vacaciones es bueno olvidarse de las prisas), podemos practicar los diferentes tipos de medición de la luz de nuestra cámara hasta conseguir el contraluz deseado. ¡Seguro que quedará espectacular!

La luz dura del sol a mediodía no es muy recomendable para paisajes, quizás en esos momentos podemos aprovechar para tomar fotos en interiores de edificios o en la sombra del bosque si nuestro destino es la montaña.

Foto 5

Las primeras y últimas luces del día son mágicas, el sol da una tonalidad cálida que hay que aprovechar. A veces merece la pena madrugar un poquito y vivir la experiencia de la salida del sol, son momentos irrepetibles que podemos captar con la cámara.

foto 6

Cuando se pone el sol llega lo que se conoce como “la hora azul”: el cielo se va volviendo de un azul intenso que combinado con las luces de la ciudad o un monumento, por ejemplo, crean imágenes realmente espectaculares.

foto 7

Si además incluimos en el encuadre a nuestra pareja y la iluminamos con un sutil golpe de flash tendremos un inmejorable recuerdo.

La noche también es para fotografiar. Por suerte las cámaras actuales necesitan muy poquita luz y podremos captar las luces del puerto, el interior de un restaurante o el mercadillo nocturno por el que nos encanta perdernos.

Foto 8

Si no somos expertos fotógrafos podemos comenzar por la siguiente configuración básica: la rueda de modos en P, la sensibilidad automática y el estabilizador de imagen activado. De esa manera tan sólo nos hemos de preocupar de poner el cuadradito verde que vemos por el visor encima de lo que queremos enfocar y apretar el disparador, ¡las fotos quedarán nítidas y bien expuestas en cualquier situación!

Y ya hemos llegado al final. Estos han sido consejos muy básicos pero que nos ayudarán a conseguir unas buenas imágenes de recuerdo. Y cuando estéis de viaje, si dudáis en sacar la cámara pensad que mejor que explicarlo ¡es enseñar la foto!

foto 9