The Blog


Fotografía de conciertos con equipo OLYMPUS

Blanca Uroz (El Cocu Produccions) se dedica a la fotografía de conciertos y unos meses atrás decidió hacer el salto de su equipo DSLR a OM-D y M.ZUIKO. Conocemos un poco más su trabajo.

Para mí ya no hay vuelta atrás. Tuve la oportunidad de probar el equipo OLYMPUS para una de mis sesiones de concierto y la verdad es que fue un enamoramiento en dos fases. La primera en el escenario, por la comodidad extrema, el peso y la facilidad que tuve para buscar y disparar encuadres imposibles. La segunda en la oficina, repasando el material y alucinando con la calidad, los colores y la textura de las imágenes.

Llevas años de experiencia ejerciendo como fotógrafa de conciertos. ¿Cuál es la rutina de esta disciplina? 

Mi antiguo equipo era una cámara reflex (Canon 5D Mark II) y diferentes objetivos Canon L. La rutina era llevar una mochila enorme + monopié (para pequeños clips de vídeo) + bolsa bandolera extra con algunos objetivos más. Me colgaba la cámara al cuello y disparaba desde el foso y desde el escenario. La verdad es que no me planteaba nada y no pensaba que tenía un mal equipo ni mucho menos, pero después de cuatro días de conciertos seguidos, los brazos y la espalda me quedaron echos polvo.

¿Por qué decidiste probar un equipo nuevo?

A mediados de verano del 2016 tuve la oportunidad de probar el equipo OLYMPUS en un concierto y la verdad es que me sorprendió mucho. Experimenté un doble enamoramiento.

¿En qué aspectos notaste cambios?

La experiencia del concierto fue totalmente diferente. Primero, porque llevaba una mochila diminuta en la que guardaba infinidad de objetivos y el peso era ridículamente más bajo. Segundo, porque tanto por la pantalla abatible como por el estabilizador, puedes hacer encuadres imposibles y por ello, ¡se acabó arrastrarme por el suelo!. Tercero, porque los cambios de objetivo son rápidos y cómodos debido a que son mucho más pequeños comparados con los que solía usar. El resultado directo fue que hice más y mejores fotos.

¿Cómo es la experiencia de la post-producción de las imágenes?

De hecho, la segunda fase de mi enamoramiento llegó en la oficina, al pasar las imágenes RAW al ordenador y quedar más que sorprendida del resultado. La calidad es para mí exactamente igual a la del mi antiguo equipo réflex. Pude procesarlas sin problema: la textura y los colores me gustaron y tenían un punto más de definición que me sorprendió mucho.

¿Recomiendas este equipo a los que aún no se han decidido?

Cuando algún compañer@ se me queda mirando con curiosidad y veo que lleva el “camarote” gigante pienso: “Madre mía, si supiera lo que me ha cambiado la vida y la forma de trabajar este trasto diminuto“. Las Micro Cuatro Tercios no son muy comunes en mi sector, pero espero que con el tiempo y los resultados, poco a poco se puedan vencer los prejuicios que se tienen en este tipo de equipos.

¿Cuál es tu conclusión después de haber probado material profesional OLYMPUS?

El resultado es que me he pasado a Olympus y creo que lo nuestro va para largo… imposible volver atrás.

El equipo de Blanca